Archivos de la categoría ‘–Ingeniería Social–’

La PNL, o Programación Neurolingüística, es un sistema para preparar («programar»), sistemáticamente nuestra mente (neuro), y lograr que comunique de manera eficaz lo que pensamos con lo que hacemos (lingüística), logrando así una congruencia y comunicación eficaz a través de una estrategia que se enfoca al desarrollo humano. Este estudio de la estructura de la experiencia subjetiva hace referencia a procesos y no a contenidos, y proporciona herramientas y habilidades para la comunicación. También estudia la percepción a través de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto, tacto), nuestra organización del mundo que percibimos y como filtramos la información.
La PNL explica el proceso de aprendizaje de un proceso en una serie de etapas por las que pasa el individuo que aprende. Son cuatro:
Incompetencia Inconsciente: no se sabe que es lo que no se sabe
Incompetencia Consciente: se sabe que es lo que no se sabe
Competencia Consciente: se sabe que se sabe y se presta atención
Competencia Inconsciente: se libera la atención de la actividad
 
Un poco de Historia
En 1958 Miller, Galanter y Pribram expusieron un modelo llamado TOTE (Test-Operate-Test-Exit ó Evaluación-Operación-Evaluación-Salida en Castellano) que se puede considerar como antecedente de la PNL. Richard Bandler (informático) y John Grinder (lingüista y Psicólogo) propusieron en 1973 como resultado de una tesis doctoral desarrollada en conjunto, una serie de principios que decían básicamente que la mente y el lenguaje se pueden programar de tal forma que actúen sobre el cuerpo y la conducta del individuo. Decidieron unirse para estudiar por qué los tratamientos de los tres terapeutas de éxito en Estados Unidos (Virginia Satir, Milton Erickson y Fritz Perls) obtenían los resultados más sobresalientes del momento con el fin de obtener un modelo definitivo para que cualquier terapeuta pudiera obtener esos mismos resultados.
Después de sus largas investigaciones, apoyándose en la observación sistemática, llegaron a la conclusión de que el procedimiento que empleaban con excelente resultado era la utilización de un patrón de comunicación muy particular. Basándose en los datos obtenidos a través de todas sus investigaciones, Bandler y Grinder elaboraron el sistema que hoy día es utilizado como sistema genérico de aprendizaje o como terapia: PNL.
El primer logro notable de la Programación Neurolingüística fue su Terapia Fast Phobia, por la cual, mediante un simple y corto taller de ejercicios, el alumno lograba superar rápidamente cuadros de fobia que a veces tenían años de antigüedad. Este tipo de terapias fue clasificado como terapias breves, La PNL se expandió en los ambientes intelectuales y empresariales de la Costa Oeste (de Estados Unidos) y, poco después, por el mundo entero.
 
Características de la PNL
La Programación Neurolingüística parte de la teoría constructivista, define la realidad como una invención y no como un descubrimiento. Se basa en el hecho de que el ser humano no opera directamente sobre el mundo real en que vive, sino que lo hace a través de representaciones mentales del mismo que determinan la forma en que cada individuo percibe el mundo.
Es un medio de autoconocimiento y evolución personal. Describe cómo la mente trabaja y se estructura, de manera que las personas piensan, aprenden, se motivan, interactúan, se comunican, evolucionan y cambian.
 
Aplicación
La PNL permite conocer la percepción de las otras personas sobre “su” realidad, por lo que hace posible conocer datos que ni las propias personas conocen sobre si mismas. Así, se pueden detectar mentiras, persuadir de realizar alguna acción, analizar el por qué de un comportamiento, interpretar información subyacente en un dialogo y mucho mas. Para esto, se utilizan técnicas que se basan en la comunicación verbal y no verbal (posturas, gestos, movimientos reflejos, etc.)